EL OTOÑO Y LAS PLANTAS

Estamos asomándonos al otoño. Ahora veremos como mueren algunas de las plantas de verano y primavera como las petunias o los geranios, y comienza el tiempo de plantar los bulbos de otoño e invierno. Es un buen momento para trasplantar las plantas que lo necesiten y para podar y eliminar hojas secas. También es momento de abonar. Si tienes cualquier duda sobre el cuidado de tus plantas acércate al mercado y pregúntale a Edurne. Ella te aconsejará la mejor manera de cuidarlas para que te acompañen durante mucho tiempo.

FUERON FELICES Y COMIERON… ¡CODORNICES!

Aunque al pensar en aves a todos nos vengan a la cabeza el pollo y el pavo (tan metidos en nuestras neveras) no podemos olvidarnos de otras como las codornices que, a pesar de su pequeño tamaño, son deliciosas y tienen una serie de propiedades que las hacen perfectas para introducirlas en nuestra dieta semanal.

Las codornices son ricas en proteínas de alta calidad, con minoácidos esenciales. Además son una carne muy magra con un contenido en grasas muy bajo y poco colesterol por lo que su aporte calórico es bajo. También son fuente de vitaminas del grupo B, especialmente de las vitaminas B6 y B3, que son esenciales para el desarrollo muscular. Por todo esto, las codornices ayudan al desarrollo muscular y son perfectas para niños, en edad de crecimiento, deportistas y mujeres embarazadas.

Por si fuera poco, son deliciosas y se pueden preparar de múltiples maneras. Algunas ideas para los que queráis añadirlas a vuestra dieta: codornices al horno, a la plancha o incluso a la brasa en barbacoa. Estofadas, en salsa de verduras, salsa cazadora, salsa de peras (u otras frutas de temporada), arroz con codornices, pochas con codornices, codornices rellenas…

Sus huevos también tienen muchas propiedades y son muy fáciles de preparar. Son una alternativa a los tradicionales huevos de gallina.

PARA LOS PEQUEÑOS CHEFS…

 

Para los pequeños chefs de la casa vuelven los Talleres de cocina infantiles. El sábado 23 tendremos una sesión denominada “Alimenta tu memoria”. Al comienzo del curso es importante aportar nutrientes en la dieta de nuestros hijos para favorecer su función cerebral. Las recetas han sido elaboradas por el cocinero y nutricionista Juan Carlos Fernández, que será el encargado de impartir el curso. Los platos que preparan serán:

  • Paquetitos de calabacín y jamón rellenos de pisto y almendras en fritura crujiente.
  • Brocheta de higos glaseados al chocolate

Para apuntarse sólo hay que llamar al 010. Recordad que la inscripción sólo cuesta 2€.

¿BUSCAS UN PESCADO DE TEMPORADA?

La dorada es un pescado blanco, de la familia del Besugo. Se encuentra en todas nuestras costas y su pesca es estacional y se reduce a los meses de otoño, que es cuando podéis encontrar las deliciosas doradas salvajes. Sin embargo, debido a que su consumo es muy habitual en la dieta mediterránea, es muy frecuente su crianza en piscifactorías, gracias a ellas podemos disfrutarlas durante todo el año.

La Dorada pertenece al grupo de los llamados pescados blancos. Tiene un bajo contenido en grasas y un alto contenido de proteínas de alto valor biológico y fósforo, calcio y potasio. Además es fuente de ácidos grasos omega 3 y omega 6 y se caracteriza por ser muy digestiva.

Como es un pescado muy tradicional de la zona mediterránea, podemos encontrar infinidad de recetas y de maneras de prepararla. Al horno, en papillote, a las finas hiervas, en salsa de almejas… o la famosa Dorada a la sal.

¡TEMPORADA DE PUERROS!

 

Estamos en plena temporada de puerros. Los puerros son unos bulbos, parecidos a cebollas alargadas, y que también se conocen como “Ajo porros”. Su sabor también es parecido al de la cebolla, aunque son algo más dulces y suaves.

Los puerros, además de dar gran sabor a tus sopas y purés, pueden convertirse en los protagonistas de tu menú. Solos, simplemente cocidos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra están deliciosos. Puedes gratinarlos al horno, hacer una tradicional crema de puerros, un pastel de puerros o comerlos rebozados o rellenos.

Además, los puerros son ricos en fibra, tienen mucha agua y son perfectos para dietas de control de peso, nos sacian y además evitan el estreñimiento.  También son ricos en vitamina B9 y tienen propiedades antibacterianas, lo que les convierte en los perfectos aliados para luchar contra los catarros de otoño.